El viaje de tu vida

presentacion1

Clic en la imagen

¿Por qué no serenas tu alma? Si  serenas el alma entonces el cuerpo se serena, pero si tu alma está en guerra consigo misma tu cuerpo padece.

¿Cómo sereno el alma? Para eso tienes que hacer el viaje de tu vida. Entra hasta el fondo del alma pasando por montañas y precipicios profundos, pero en este recorrido no temas porque vas agarrada al Espíritu. No te asustes por lo que veas y encuentres en tu interior ya que tienes que saber que estás dañada desde tu comienzo por la inclinación al ego. Descubrirás los apegos que te atan y te impiden caminar, pide ayuda al fiel Compañero en tu camino para desatarte y ser libre.

Cuando te purifiques de todo mal, o incluso antes, podrás acceder a las puertas del paraíso. No decaigas si este acceso solo dura un instante porque va a actuar como vitaminas para el alma de tal forma que saldrás fortalecida para la lucha.

p2_4

Clic en la imagen

Los premios son

La libertad en ese encuentro gozoso con el Padre que te soñó en la eternidad y al que escucharás decir a sus ángeles y santos: Mirad, ya es la que Yo amo, alegraos y regocijaos conmigo porque esta hija estaba perdida y ahora regresó al cobijo de mis brazos.

La redención de todos tus males. Cuando encuentres al Hijo comprenderás que se hizo tu Hermano en la carne para ser tu Maestro, tu alimento, tu Redentor… y escucharás de Él un gracias por darme de comer, por darme de beber, por vestirme… No te sorprendas porque Él se quiso hacer Uno con nosotros siendo la cabeza de un cuerpo que es la humanidad.

El Amor que colma toda ansía de él. El Espíritu te hará conocer lo que jamás podrás imaginar. Las palabras humanas enmudecen y solo se escucha la Palabra. Amén.

quiet

Publicado en Abandono, Vida | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Lo más importante

bebnasmos

Lo más importante no es
que yo te busque.
sino que tú me buscas en todos los caminos (Gen 3, 9);
que yo te llame por tu nombre,
sino que tú tienes el mío tatuado en la palma de tus manos (Is 49, 16);
que yo te grite cuando no tengo ni palabra,
sino que tú gimes en mí con tu grito (Rom 8, 26);
que yo tenga proyectos para ti,
sino que tú me invitas a caminar contigo hacia el futuro (Mc 1, 17);
que yo te comprenda,
sino que tú me comprendes en mi último secreto (1Cor 13, 12);
que yo hable de ti con sabiduría,
sino que tú vives en mí y te expresas a tu manera (2Cor 4, 10);
que yo te guarde en mi caja de seguridad,
sino que yo soy una esponja en el fondo de tu océano (EE 335);
que yo te ame con todo mi corazón y todas mis fuerzas,
sino que tú me amas con todo tu corazón y todas tus fuerzas (1Jn 13, 1);
que yo trate de animarme, de planificar,
sino que tu fuego arde dentro de mis huesos (Jer 20, 9).

468854864_0cb2024c42

 

Porque, ¿cómo podría yo buscarte, llamarte, amarte…
si tú no me buscas, llamas y amas primero?
El silencio agradecido es mi última palabra.
Y mi mejor manera de encontrarte.

(Benjamín González Buelta sj)

Publicado en Vida | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Para empezar bien el año nuevo

doce-uvas_mdsima20141228_0063_14

Oigo muchos consejos que son fruto de supersticiones para esta fecha y esta hora: Que si me visto de rojo, que si me atraganto con las uvas, que si…. y ¿de dónde sale todo esto?  pues de la nada; sí, estás leyendo bien, de la nada, o aún peor sale del mismo Satanás. Tenemos que tener cuidado porque se abre una puerta pequeña y de broma, y por ella se cuela el mal.

¿Quieres empezar bien el año? pues invoca al Espíritu Santo:

Ven, Espíritu divino,
manda tu luz desde el cielo.
Padre amoroso del pobre;
don, en tus dones espléndido;
luz que penetra las almas;
fuente del mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma,
descanso de nuestro esfuerzo,
tregua en el duro trabajo,
brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas
y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma,
divina luz, y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre,
si tú le faltas por dentro;
mira el poder del pecado,
cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía,
sana el corazón enfermo,
lava las manchas, infunde
calor de vida en el hielo,
doma el espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones,
según la fe de tus siervos;
por tu bondad y gracia,
dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse
y danos tu gozo eterno. Amén.

Publicado en Amor | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Santos Inocentes

matanza-de-los-inocentes-domenico-ghirlandaio-renacimiento

Domenico Ghirlandaio.-RENACIMIENTO

« ¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer?» (Mt 2,2)

matanza-de-los-inocentes-capitel-romanico-2

CAPITEL ROMÁNICO

El traidor Herodes, engañado por los magos, manda a sus esbirros a Belén y a todos sus alrededores para matar a los niños menores de dos años… Pero nada has obtenido bárbaro cruel y arrogante: puedes hacer mártires, pero no logras encontrar a Cristo. Ese malvado tirano creía que la venida del Señor nuestro Salvador era para echarle de su trono real. Pero no fue así. Cristo no vino a usurpar la gloria de otro, sino para hacernos don de la suya. No vino a apoderarse de un reinado terrenal, sino a concedernos el Reino de los cielos. No vino a quitar dignidades, sino a sufrir injurias y malos tratos. No vino a preparar su cabeza sagrada para una diadema de pedrerías, sino para una corona de espinas. No vino para sentarse gloriosamente encima de los cetros, sino para ser escarnecido y crucificado.
Por el nacimiento del Señor «Herodes se turbó y toda Jerusalén con él» (Mt 2,3). ¿Qué hay de extraño que la impiedad se turbe por el nacimiento de la bondad? He aquí que un hombre armado se asusta del que está acostado en un establo, un orgulloso rey tiembla ante el humilde, el que está revestido de púrpura teme al pequeño envuelto en pañales… Fingió querer adorar al que buscaba para hacerlo matar (Mt, 2,8). Pero la verdad no teme a las tramoyas de la mentira… La traición no puede encontrar a Cristo porque no es a través de la crueldad sino de la fe que se debe buscar a Dios que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.                                                                               

Eusebio el Galicano (siglo V), monje, obispo
Sermón 219; PL 39, 2150

Publicado en Santidad | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Nacimiento de la Vida

jesus-recien-nacidoEn una noche fría, cuando en la tierra reinaba la oscuridad, una luz brilló e iluminó a todos los corazones que quisieron recibirla. Se hizo día para siempre y desde entonces nada fue igual.

Abre tu corazón y deja entrar a Dios en él. Lo limpiara, lo adecentará y se instalará para siempre en tu vida. Nunca estarás solo, nunca tendrás miedo, la alegría te invadirá, serás libre y descubrirás que otra forma de vivir es posible.

¡Feliz Navidad!  ¡Feliz nacimiento de la Vida para ti!

Publicado en Navidad | Etiquetado , , , | 1 Comentario