Tiempo cuaresmal

imagesSYY5NXGR

Estamos en cuaresma,  en el tiempo de la conversión, de pisar las huellas del Maestro y caminar a Dios. Es tiempo de profundizar dentro de nosotros para sacar todo lo que encontremos mal y hacer un sitio a Dios.

Vivamos este camino cuaresmal en la escucha de la Palabra, el ejercicio del Amor y alimentándonos en la Eucaristía.

Publicado en Cuaresma | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

Guíame, Luz Amable

Guíame luz amable, entre tanta tiniebla espesa.
¡Llévame tú!
Estoy lejos de casa, es noche prieta y densa,
¡Llévame tú!
Guarda mis pasos; no pido ver
confines ni horizontes, sólo un paso más me basta.

Yo antes no era así, jamás pensé en que
Tú me llevaras.
Decidía, acogía, agitado; pero ahora
¡Llévame tú!
Yo amaba el lustre fascinante de la vida y,
aún temiendo, sedujo mi alma el amor propio:
no lleves cuenta del pasado.

Si me has librado ahora con tu amor, es que tu luz
me seguirá guiando
entre páramos y lodazales, riscos y torrentes,
hasta que la noche huya
y con el alba estalle la sonrisa de los ángeles,
la que perdí, la que anhelo desde siempre.

     Oración del beato Cardenal Newman “Guíame, luz amable”

16 de junio de 1833   

 

Publicado en Oración, Vida | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Una semana de santidad

Caminar con Dios

En este tiempo de Cuaresma, en el que la Iglesia nos recuerda la necesidad de orar, hacer penitencia y ayunar, encontré en el libro “Él y yo” un tesoro para vivir en santidad cada día y que copio a continuación:

El lunes: vive en el Amor del Espíritu Santo, pidiéndole Amor. Él es quien hace la santidad.

El martes: con la Reina de los ángeles y con los ángeles. Para reparar tus ofensas y las ofensas.

El miércoles: con San José. Toma de él su vida interior.

El jueves: sé pequeña hostia conmigo. Sé una hostia que cante. Busca como un avaro las ocasiones de pequeños sacrificios, que te renovarán en tu estado de hostia.

El viernes: Toda entera para mi Corazón. El viernes, que fue para Mi de un gran dolor, que sea para ti de una gran dulzura.

El sábado no estás sola: mi Madre te acompaña. Despierta en ti su amor.

El domingo: asciende al seno de la Trinidad Santa, como un granito de incienso en pura alabanza.

Hazlo así, alma.

3 de septiembre de 1941-Después de la Comunión.

Publicado en Abandono, Amor, Estilo de vida, Jesús, Oración, Santidad, Virtudes | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Hoy, ceniza

índice

Hoy, ceniza en la frente porque empieza la Cuaresma, tiempo de conversión. En todas las Iglesias se hace una cruz con la ceniza en la frente de los fieles para recordarnos nuestra finitud y la necesidad de conversión, de volver el corazón a Dios. Si lo hacemos, si le decimos a Dios: “A Ti me entrego, dispón de mí como Tú veas que es mejor para tus planes”, algún día seremos marcados con un sello en la frente, como hijos de Dios, que nos evitará todo daño Apocalipsis 7,2-4.

Como ayuda para que nuestra petición se cumpla, primero nos encomendamos a Nuestra Señora y después intentamos que nuestro pensamiento se purifique, haciendo el mayor silencio posible dentro de nosotros para poder escuchar la voz de Dios que, con todo seguridad, te dirá: “Te amo, por eso deseo que seas todo lo que puedes ser”. Si conseguimos esto, si nos abrimos a Dios y le dejamos actuar, entonces todo va a cambiar; sin miedo, sin temor esperando la promesa de la Pascua.

En esta Cuaresma abre tus ojos y sorpréndete porque Dios va delante de ti preparándolo todo,  va a tu lado agarrándote con fuerza y va detrás borrando tu mal,  porque vive dentro de ti y sin Él nada eres, pero con Él eres la criatura maravillosa que soñó antes del tiempo.

Publicado en Abandono, Cuaresma, Dios, Vida | Etiquetado , , , , , , , | 1 comentario

Tiempo de Salvación

6782451786_fb9cb7ea8a_zd

Mañana empieza la Cuaresma que siempre es un tiempo muy especial de Salvación, un regalo de Dios para nuestras vidas. En ella, y de la mano de la Iglesia, caminamos hacia la Pascua fiándonos de las promesas de Cristo.

Podemos apoyarnos esta Cuaresma en:

- Acabar en este tiempo con un pecado que nos suela acompañar: pereza, gula, tibieza…

- Añadir a nuestra vida una nueva “práctica de piedad” como puede ser dedicar 5 ó 10 minutos a meditar el gran Amor de Dios para cada uno, reconociéndolo en todo lo que nos rodea que es regalo del Señor

- Hacer penitencia concreta con alguna situación cotidiana que nos cuesta afrontar.

-Compartir con los demás nuestro tiempo…

Bendito sea Dios que nos acerca a su Corazón con ayuda de estos “tiempos especiales” para que nos adentremos en el Amor y que éste nos llene.

Haz clic si quieres leer el mensaje del Papa para la cuaresma del 2015

Publicado en Cuaresma, Resucitar, Vida | Etiquetado , , , , , , | 4 comentarios