La hora de la Misericordia

Jesús%20Divina%20Misericordia

El viernes 13 de septiembre de 1935, el Señor le reveló a santa Faustina un poderoso medio para obtener la misericordia de Dios para el mundo. Ella lo escribe así:

En la noche, cuando estaba en mi celda, vi un Ángel que era el ejecutor de la justicia de Dios. Estaba vestido con una túnica brillante, su cara gloriosamente iluminada y una nube bajo sus pies. En sus manos tenía truenos y relámpagos. Cuando vi las señales de la ira divina, con las cuales cierto país de la tierra sería castigado de una manera particular, imploraba al Ángel, pero noté enseguida que mis plegarias eran impotentes contra la ira de Dios … En el mismo momento vi a la “Santísima Trinidad”, que irradiaba Majestad y Santidad incomparables. Al mismo tiempo oí interiormente palabras, con las cuales empecé a implorar fervorosamente por la salvación del mundo. Y ¡Oh milagro! el Ángel era impotente contra esta oración y no podía ejecutar el justo castigo. Las palabras con las que imploraba la misericordia de Dios eran las siguientes: “Padre Eterno, yo te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu amadísimo Hijo y Señor Nuestro Jesucristo por nuestros pecados y los pecados del mundo entero. Por su dolorosa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

“Cada vez que entres en la capilla, inmediatamente recita la oración que te enseñé ayer”.

Reza incesantemente esta coronilla que te he enseñado. Quienquiera que la rece recibirá gran misericordia a la hora de la muerte” (Diario,687)

“A las almas que recen esta coronilla, Mi misericordia las envolverá en vida y especialmente a la hora de la muerte” (Diario,754)

“Oh, qué gracias más grandes concederé a las almas que recen esta coronilla; las entrañas de Mi misericordia se enternecen por quienes rezan esta coronilla” (Diario,848)

“Escribe: cuando recen esta coronilla junto a los moribundos, Me pondré entre el Padre y el alma agonizante no como el Juez justo sino como el Salvador misericordioso” (Diario,1541)

Esta es la coronilla que Jesús le pidió a santa Faustina introducir a su comunidad y al mundo entero. En 1936, el Padre Miguel Sopocko hizo imprimir esta corona (en la Editorial Cebolski en Cracovia) en el reverso de la estampa con la imagen de la Divina Misericordia que Eugenio Kasimierwsko pintó.

 

rosario_missionario

Como rezar la Coronilla

Jesús dijo a Sor Faustina (1, 197):  Rezarás este rosario de la siguiente forma:

Primero, dirás un PADRENUESTRO, un AVEMARÍA y un CREDO.

Después, en las cuentas del rosario correspondientes al PADRENUESTRO, dirás las siguientes palabras:

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de tu amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo,
como propiciación de nuestros pecados y de los del mundo entero.

En las cuentas del AVEMARÍA, dirás las siguientes palabras:

Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

Para terminar, díganse tres veces estas palabras:

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

Oración con que generalmente se concluye la coronilla

Oh sangre y agua que brotaron del Corazón de Jesús como manantial de misericordia para nosotros,
En Ti Confío

Publicado en Adoración, Jesús | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Alma

la_novia_de_cristo

Alma, ¿quieres ser un alma del Corazón de Cristo? Entonces despósate con Él y, como un Esposo amante y fiel, te da todo lo que es y posee. Sus dones están en ti; tenlos tú como una esposa recibe de su marido su hacienda, sus bienes y su cuerpo. Él así se te da a ti. Acéptalo.

Publicado en Abandono, Sagrado Corazón | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Sagrado Corazón de Jesús

corazon

En Tí confío

 

Quiero hablar de un amor infinito
que se vuelve niño, frágil
amor de hombre humillado
quiero hablar de un amor apasionado.

Con dolor carga nuestros pecados
siendo rey se vuelve esclavo
fuego de amor poderoso
salvador, humilde, fiel, silencioso.

Amor que abre sus brazos de acogida
quiero hablar del camino hacia la vida
corazon paciente amor ardiente
quiero hablar de aquel que
vence la muerte.

Quiero hablar de un amor generoso
que hace y calla amor a todos
búscandonos todo el tiempo
esperando la respuesta al encuentro.

Quiero hablar de un amor diferente
misterioso inclaudicable
amor que vence en la cruz
quiero hablar del corazón de Jesús.

Texto de la Columna Izquierda

Quiero hablar hoy de un amor
quiero hablar hoy del Señor
corazón paciente, amor ardiente,
quiero hablar de aquel que
vence a la muerte.
Cristóbal Fones

Publicado en Jesús | Etiquetado , | 1 Comentario

Consagración al Corazón de Jesús

sagrado-corazc3b3n
Yo ofrezco y consagro al Sagrado Corazón de nuestro Señor Jesucristo: mi persona, mi vida, mis acciones, penas y sufrimientos, y no quiero servirme de ninguna parte de mi ser más que para amarle, honrarle y glorificarle.

Esta es mi voluntad irrevocable, pertenecerle en absoluto y hacerlo todo por Su Amor, renunciando de corazón a cuanto pueda desagradarle.

Te elijo, ¡oh Sagrado Corazón de Jesús! por el único objeto de mi amor, el protector de mi vida, la áncora de mi salvación, el remedio de mi fragilidad e inconstancia, para que seáis el reparador de todos mis defectos y mi seguro asilo a la hora de mi muerte.

Sé, pues, ¡oh bondadosísimo Corazón! mi justificación con Dios vuestro Padre y aparta de mi el rigor de su justa indignación.
¡Oh Corazón amoroso! en Ti únicamente espero y confío; porque todo lo temo de mi debilidad y malicia, más todo lo espero de tu misericordia. Aleja , pues, de mí cuanto se te resista y te desagrade, y haz que tu purísimo amor se imprima tan profundamente en mi corazón, que jamás pueda olvidarte ni separarme de Ti.

Te suplico, por tu misma bondad, escribas mi nombre en Ti mismo, puesto que toda mi dicha y mi gloria quiero cifrarla en vivir y morir como esclava vuestra.
Amén

Primera Consagración al Sagrado Corazón por Santa Margarita María de Alacoque

Publicado en Corazón de Jesús | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Grata a Dios

levanto_mis_manosSer de Dios significa ser muy fuerte y valiente en las adversidades porque se sabe que Él está presente y, aunque ruja la tormenta, nada malo nos pasa.

Un alma grata a Dios es un alma llena de Amor que acepta la Misericordia infinita de Dios sobre ella.

Publicado en Abandono | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario