Oración de Santo Tomás de Aquino

oraciones-tomasHoy celebramos en la iglesia la fiesta de Santo Tomás de Aquino, un hombre que puso todos los dones que el Señor le concedió al servicio de su reino. Dejo aquí una oración escrita por él que todos podemos repetir en cualquier momento de nuestra vida:

Dame, Señor y Dios mío,
que no decaiga, ni en la prosperidad ni en la adversidad;
que no me ensoberbezca en alguna cosa,
ni me deprima en otra;
de nada goce o me duela
sino en lo que me lleve a ti o me separe de ti.

A nadie desee agradar,
ni a nadie tema disgustar, sino a ti.
Sea para mí despreciable todo lo pasajero,
y sea para mí querido todo lo tuyo.

Que me hastíe el gozo de lo que sea sin ti,
que no desee nada que esté fuera de ti.
Que me deleite el trabajo hecho por ti,
que me sea penoso todo descanso que sea sin ti.

Concédeme, Señor, dirigir constantemente el corazón hacia ti,
y que en mis fallos sepa dolerme con el propósito de la enmienda.

Hazme, Señor y Dios mío,
obediente sin contradecir,
pobre sin ser miserable,
casto sin depravación,
paciente sin murmuración.

Humilde sin ficción,
alegre sin disolución,
triste sin abatimiento,
maduro sin pesadez,
ágil sin ligereza,
temeroso sin desesperación.

Que sea sincero sin hipocresía,
que haga el bien sin ser presuntuoso,
que corrija al prójimo sin arrogancia,
que lo edifique con la palabra y el ejemplo.

Concédeme, Señor, un corazón:
vigilante, que ninguna curiosidad lo aparte de ti,
noble, que ninguna influencia indigna lo envilezca,
recto, que ninguna intención siniestra lo desvíe,
firme, que ninguna tribulación lo debilite,
libre, que ningún afecto violento lo reclame.

Concédeme, Señor Dios mío,
inteligencia que te conozca,
diligencia que te busque,
sabiduría que te encuentre,
conducta que te agrade,
perseverancia que te espere confiada
y confianza de que un día al final te abrazaré.

Concédeme soportar ya aquí tus castigos como penitencia,
servirme de tus beneficios por tu gracia,
y gozar de tu gozo en la patria para tu gloria.

Tu que vives y reinas y eres Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Publicado en Oración | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

La llama

Moisés-zarza-ardiendoY Moisés miró, y he aquí, la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía. Entonces dijo Moisés: Me acercaré ahora para ver esta maravilla: por qué la zarza no se quema. Cuando el Señor vio que él se acercaba para mirar, Dios lo llamó de en medio de la zarza, y dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí. Entonces El dijo: No te acerques aquí; quítate las sandalias de los pies, porque el lugar donde estás parado es tierra santa.                                                                                                                      Éxodo, 3

Aunque tengamos mucho frío, Dios arde de amor en nuestro interior. Encontrar esta hoguera, que no se consume, es tarea de santos.  para ello debemos seguir los consejos de la sabiduría divina:

  • Busca el silencio, el exterior y, sobre todo, el interior. Apaga el ruido de tus pensamientos, sentimientos, temores, quejas   y espera.
  • Cuando, como Moisés, comiences a ver la llama de Amor que arde en ti, descálzate porque caminas en tierra sagrada. Descálzate de orgullo, soberbia, avaricia, tristezas, envidias, arrogancia, lujuria, mentira, gula, ira, pereza y cualquier otro mal que tenga raíces en ti y, así, no harás ruido para mejor escuchar la Palabra que susurrar
  • Alma, no estés tan volcada hacia el exterior con tus sentidos. Aprende a recogerte en Mí.

Dios habita en ti. Ámalo, adóralo, escúchalo y mantén tu interior en adoración de huésped tan importante.

No vuelvas la vista atrás y procura que esa llama contagie tu vida. Bebe de esa fuente de sabiduría y enseña a otros a beber. Si llegas ahí has obtenido éxito en tu vida.

Publicado en Vida | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

La sabiduría para elegir…

1259432197975_fPadre, ayúdame a elegir los caminos que me apartan de las situaciones de muerte.

Publicado en Vida | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Habita en mí

a8ecb8abf6169bf2097bebad628ea8ef

Dicen que si escucho muy dentro
ahí habitas.
Más dentro que el miedo o el coraje.
Más profundo que la risa o la lágrima.
Más mío que la certeza o la duda.
Más amor que el más tierno abrazo.

Dicen que tu voz arrulla los vacíos
y tu silencio acalla los ruidos.
Dicen que sacias el hambre
de quien no sabe,
de quien no tiene,
de quien no puede,
de quien no llega…

Y vuelcas, en mí, palabras de evangelio
y justicia, de perdón y paz,
de llamada y envío, de encuentro…
nombres que en toda lengua se entienden.

Agua fresca en la garganta reseca,
rescoldo de una Vida
que se niega a rendirse,
serenidad en la hora crítica,
tormenta en la historia insípida,

puente que salta abismos imposibles…
… haciendo de mi casa pequeña
la mansión de un Dios.

(José María R. Olaizola sj)

Publicado en Bautismo | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

Santa María, Madre de Dios

Maria y Niño 1Santa María Madre de Dios y Madre nuestra, ruega a tu Hijo por los que caemos en el camino, por los que no sabemos levantarnos y por los que agonizamos caídos. Cubre con tu manto a los que nos sentimos tristes y desesperados para que esa tentación se aparte para siempre de nosotros. Ruega a Dios por los que le damos la espalda en algún momento de la vida, por los que nos ahogamos en tradiciones vacías mientras apuramos una copa de tiempo, por los que tapamos a Jesús en vez de servirlo, por los que nos distraemos con cualquier cristal roto que brille y por todos los que nos esclavizamos con el pecado.

Santa María, dame tu manos y llévame a Él. Amén

Publicado en María | Etiquetado , , , , | Deja un comentario