Nacer después del tiempo

Siempre nos sorprende y siempre está ahí. ¿Realmente nos preparamos para el acontecimiento más seguro de nuestra vida? ¿Sabemos dejar marchar a los que amamos?
 
El tiempo se detiene, el espacio se rompe y aparece la eternidad. Ese mar infinito de Amor que es Dios nos espera para que nuestros ojos se abran a la luz y ver que siempre vivimos sumergidos en ÉL sin saberlo. ¡Cuanto tiempo perdido en cosas que nada valen! ¿De que nos sirven? Sólo si diste de comer al hambriento, de beber al sediento, vestiste al desnudo y diste cobijo al peregrino te sirve cuando nazcas a la Vida sin fin.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vida. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s