Vida en el desierto

Mi olvidado espacio:
 
Seguro que piensas que no me acuerdo de tí. Mmmm ¡te equivocas! Es que anduve en el desierto de la vida y allí el pozo se seca. No fluye nada o lo que es peor, después de esa nada el dolor, intenso, profundo…Y todo por no hacer caso a quien me hizo. En mi libro de instrucciones, con el que nací a este mundo, viene muy clarito como evitar el desierto y si este aparece, saber que es  Dios quien lo permite para que aprenda a vivir.
Cuidado con la imaginación y sus malas pasadas.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vida. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s