Dios, siempre Dios

Dios no te preguntará que modelo de coche usabas; te preguntará a cuenta gente llevaste para ayudarla.
Dios no te preguntará los metros cuadrados de tu casa; te preguntará a cuanta gente recibiste en ella.
Dios no te preguntará la marca de la ropa de tu armario; te preguntará a cuantos ayudaste a vestirse.
Dios no te preguntará cuan alto ea tu sueldo; te preguntará si vendiste tu conciencia para obtenerlo.
Dios no te preguntará cual era tu título, te preguntará si hiciste tu trabajo con la mejor capacidad.
Dios no te preguntará cuantos amigos tenías; te preguntará cuanta gente te consideraba tu amigo.
Dios no te preguntará en que vencindario vivías; te preguntará como tratabas a tus vecinos.
Dios no te preguntará el color de tu piel; te preguntará por la pureza de tu intención.
Dios no te preguntará porque tardaste tanto en buscar la Salvación, te llevará con amor a tu casa en el cielo y no a las puertas del infierno.
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vida. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s