ELLA ES LA ESPERANZA DE LOS DESESPERADOS

Nuestra Señora4

ACORDAOS ¡Oh Nuestra Señora del Sagrado Corazón!. de inefable  poder que vuestro Hijo divino os ha dado sobre su Corazón adorable,
llenos de confianza en vuestros merecimientos, venimos a implorar vuestra protección. ¡Oh Tesorera celestial del Corazón de Jesús! de
ese Corazón que es manantial inagotable de todas las gracias, el que podéis abrir a vuestro gusto para derramar sobre los hombres todos
los tesoros de amor y de misericordia, de luz y de salvación que encierra, concédenos, os lo suplicamos, los favores que pedimos…
(SEÑALESE LA GRACIA QUE SE IMPLORA). No, no podemos salir desairados
y puesto que sois nuestra Madre ¡Oh Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, acoged favorablemente nuestros ruegos y dignos atenderlos. Así sea.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vida. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s