María

María y Jesus
 
María, la mujer y madre que a los ojos de Dios alcanzó tal belleza  que en su imagen y semejanza se convirtió.  María, tu amiga, tu madre, la que ora por ti ante su Hijo. Ella puede conseguirte todas las gracias que llenen tu vida de felicidad. Acude a María, preséntale tus dolores, alegrías, éxitos y fracasos para que se los lleve a Él y los convierta en lluvia de Amor que ilumine la tierra.
Salve, llena de gracia, por haber dicho sí al Señor.
Salve, Inmaculada, por sonreírme siempre.
Salve, Madre de Dios, porque de ti nació el Salvador.
Salve, Reina del universo, porque venciste al mal en tu vida.
Salve, María, porque pisaste la cabeza al maligno.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vida. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a María

  1. Betsi dijo:

    Tus manos, MaríaSon grandes, porque en ellas, todos cabemos.Son pequeñas, porque en ellas, se desborda el Misterio de Dios.Son limpias, porque ellas, no conocieron la corrupción.Son delicadas, porque ellas, acariciaron el tesoro más preciado: Jesús.Son cuidadas, porque ellas, fueron bendecidas desde el principio por Dios.Son orantes, porque ellas, supieron juntarse para alabar al Creador.Son señales, porque ellas, siempre nos enseñan el camino hacia Jesús.Son decididas, porque ellas, no se echaron atrás ante las dificultades.Son amantes, porque ellas, amaron con locura. AménSaludos de mi ángel. Saludos a tu ángel !!Betsi. 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s