TRINIDAD SANTA

  trinidad2

Oh Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Os adoro profundamente. Os ofrezco los preciosísimos Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo, presentes en todos los Tabernáculos del mundo, como reparación de los ultrajes, los sacrilegios e indiferencias con las que Le ofenden. Y mediante los méritos infinitos del Santísimo Corazón de Jesús y del Corazón Inmaculado de María, Os imploro la conversión de los pobres pecadores. (Oración del Ángel en Fátima)

Trinidad Santa, Reino del Amor en donde mora el cielo y los que en él habitan, llena mi vida de tu presencia santa para que cuando mires a la tierra puedas verme como un espejo. Imploro tu misericordia para mis miserias a fin de que las transformes en tu Corazón. Pido tu clemencia para mis muchos pecados y te suplico que llenes mi vida de Paz.

RosaamarillaRosaamarillaRosaamarillaRosaamarillaRosaamarillaRosaamarillaRosaamarillaRosaamarillaRosaamarillaRosaamarillaRosaamarillaRosaamarillaRosaamarillaRosaamarilla 

trinidad2

“Estando una noche sola, me arrodillé entre la balaustrada, en medio de la capilla, postrada para rezar las oraciones del Ángel. Sintiéndome cansada, me incorporé y continué rezando con los brazos en cruz. La única luz era la de la lámpara [del Santuario].

De repente, se iluminó toda la capilla con una luz sobrenatural y sobre el altar apareció una cruz de luz que llegaba hasta el techo. En una luz más clara se veía, en la parte superior de la cruz, un rostro de un Hombre y Su cuerpo hasta la cintura. Sobre Su pecho había una Paloma igualmente luminosa. Y clavado en la cruz, el cuerpo de otro Hombre. Un poco por debajo de la cintura [de Cristo en la cruz], suspendido en el aire se veía un Cáliz y una Hostia grande sobre la cual caían unas gotas de sangre que corrían a lo largo del rostro del Crucificado y de una herida en el pecho. Escurriendo por la Hostia, estas gotas caían dentro del Cáliz.

Bajo el brazo derecho de la cruz estaba Nuestra Señora: (era Nuestra Señora de Fátima, con su Inmaculado Corazón… en la mano izquierda… sin espada ni rosas, pero con una corona de espinas y llamas…). Bajo el brazo izquierdo [de la cruz], unas letras grandes, como si fuesen de agua cristalina, que corrían hacia el altar, formaban estas palabras: ‘Gracia y Misericordia’.

Comprendí que me era mostrado el misterio de la Santísima Trinidad y recibí luces sobre este misterio que no me es permitido revelar”. Relato de Sor Lucía de Fátima sobre la aparición de la Santísima Trinidad el 13 de junio de 1929 en Tui (Pontevedra)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vida. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a TRINIDAD SANTA

  1. Betsi dijo:

    A veces, lo único que pensamos de la Santísima Trinidad es que es un misterio incomprensible. Y, sin embargo, la revelación de Dios Trinidad es la mejor noticia para el ser humano, ya que nos dice que Dios no es un ser solitario, sino que es comunión de personas desde toda la eternidad: El Padre ama al Hijo y el Hijo ama al Padre. El Espíritu Santo es el amor del Padre al Hijo y del Hijo al Padre. Por eso, Dios creó a los seres humanos, para admitirlos a la comunión con Él. Por eso, el Padre envió a su Hijo al mundo y el Hijo envió al Espíritu desde el Padre, para que podamos vivir en comunión con Dios. Para que podamos vivir la vida de Dios para siempre. "Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo".Betsi. 

    • Nano dijo:

      Tendré que ser fiel a lo que pienso… el Amor lo es todo y de acuerdo con ello, pero cuando dice usted “es” aún es insuficiente, pues lo que “es” también “fue” y también así “será”, sin embargo, como a San Agustín, esto de definir la Stma. Trinidad es tan “imposible” como echar el mar adentro de un agujero en la arena:

      “Cuenta la historia que mientras Agustín paseaba un día por la playa, pensando en el misterio de la Trinidad, se encontró a un niño que había hecho un hoyo en la arena y con una concha llenaba el agujero con agua de mar. El niño corría hasta la orilla, llenaba la concha con agua de mar y depositaba el agua en el hoyo que había hecho en la arena. Viendo esto, San Agustín se detuvo y preguntó al niño por qué lo hacía, a lo que el pequeño le dijo que intentaba vaciar toda el agua del mar en el agujero en la arena. Al escucharlo, San Agustín le dijo al niño que eso era imposible, a lo que el niño respondió que si aquello era imposible hacer, más imposible aún era el tratar de decifrar el misterio de la Santísima Trinidad.”

      Gloria a Dios por siempre el que era, el que es y el que vendrá…

  2. Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Maria Teresa Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ dijo:

    Hola preciosa Maribel!!!!! Gracias por tu bella visita amiga linda!!!!Que el Espíritu Santo te ilumine y te conceda la gracia de gozar de todos sus dones siempre!!!! Te quiero muchísimo y te tengo siempre en mi corazón!!!!! DTB =)

  3. Sor Purísima dijo:

    ¡FELIZ DÍA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD!!Que Ella te llene de sus dones, gracias y bendiciones.Un abrazo.

  4. Blanca dijo:

    ¡¡FELIZ DÍA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD!!Gracias por el precioso relato de la Hna. Lucia cuando estuvo en Tui.Un fuerte abrazohttp://corrientita.iespana.es/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s