San Antonio María Claret

San Antonio, con su vida llena de amor a Jesús en la Eucaristía y a su Madre, La Virgen María, nos ha dejado un gran legado de espiritualidad. De entre toda su  extensa obra quiero resaltar estas dos frases:

“Enamoraos de Jesucristo y del prójimo y lo comprenderéis todo y haréis más cosas que yo”

Resumen maravilloso de lo que significa ser cristiano, Jesús es nuestra fuerza y Él nos prometió poder para mover montañas; esta fe, unida a la humildad que nos lleva a abrirnos al Espíritu Santo y su Sabiduría, es lo que hizo de Antonio María Claret un santo de Dios.

“Uno de los medios que la experiencia me ha enseñado ser más poderoso para el bien es la imprenta” 

Si viviera en el siglo XXI, con toda seguridad sustituiría imprenta por internet.                                    

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vida. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a San Antonio María Claret

  1. Blanca dijo:

    Era un predicador impresionante, de una eficacia arrolladora. De todas partes lo llamaban a predicar misiones populares, dando hasta diez sermones en un día. Viajaba siempre a pie y sin dinero.
    San Antonio María Claret, ruega por nosotros!!
    Gracias, amiga, por esta entrada. Un abrazo
    http://corrientita.99k.org/

  2. Jorge dijo:

    Impresionante su capacidad de anunciar el evangelio. Y su disponibilidad al servicio de la iglesia. Cómo no destacar su amor a la Virgen… Un abrazo.

  3. Betsi dijo:

    El 7 de mayo de 1950 el Papa Pío XII lo proclamó SANTO. Estas fueron sus palabras aquel memorable día: “San Antonio María Claret fue un alma grande, nacida como para ensamblar contrastes: pudo ser humilde de origen y glorioso a los ojos del mundo. Pequeño de cuerpo, pero de espíritu gigante. De apariencia modesta, pero capacísimo de imponer respeto incluso a los grandes de la tierra. Fuerte de carácter, pero con la suave dulzura de quien conoce el freno de la austeridad y de la penitencia. Siempre en la presencia de Dios, aun en medio de su prodigiosa actividad exterior. Calumniado y admirado, festejado y perseguido. Y, entre tantas maravillas, como una luz suave que todo lo ilumina, su devoción a la Madre de Dios”.
    Maribel, Dios te bendiga !!
    Betsi.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s