Inquietud

Mira el mar, a veces revuelto y encrespado, a veces tranquilo y sereno pero nunca  repetido. Eso le sucede a tu alma, no te asustes cuando esté agitada ni te descuides cuando esté en calma.

Cuando la angustia, la tristeza o la ira te agiten, acuérdate del mar. Cuando la paz y la serenidad te invadan, acuérdate del mar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vida. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Inquietud

  1. Blanca dijo:

    “Cuando la angustia, la tristeza o la ira te agiten, acuérdate del mar. Cuando la paz y la serenidad te invadan, acuérdate del mar”.
    Gracias, amiga!
    Un abrazo

  2. Ana dijo:

    Tiene un efecto relajante, misrando las olas, y escuchando su sonido .
    Saludos
    Ana

  3. Jorge dijo:

    Cuando la angustia, la tristeza o la ira te agiten, descansa tu corazón en Dios. Cuando la paz y la serenidad te invadan, gózalo en Dios.
    Un abrazo.

  4. Maria Luisa dijo:

    El mar de aguas calmas o encrespadas busca la profundidad del océano.Nuestra alma en la alegría o en la tristeza busca siempre su refugio en el infinito océano del amor de Dios. Cariños de M.Luisa

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s