Sed

 

Señor, ayúdame a calmar mi sed en Tí para que pueda dar de beber a otros. Sin tu agua viva camineré llena de ansiedades profundas y moriré en desierto. Sólo Tú calmas mi alma e iluminas mi espíritu.

Agua que brota del costado de Cristo para llenarme de Vida, agua que lava las heridas  y baja la fiebre del pecado, agua que riega la tierra para hacerla fructífera; que yo no desperdicie ni una sóla gota ya que su valor es infinito porque me librará de la muerte eterna. 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Oración, Vida. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Sed

  1. Blanca dijo:

    Gracias, Maribel. Visitar tu blog es orar…
    Un fuerte abrazo

  2. charito61 dijo:

    Dios te bendigas amiga , eres un manantial de bondad. besos

  3. Ana Azul dijo:

    Cristo nos calma la sed, no llena de agua de vida, nos acoje y abraza con su manantial de amor.
    Saludos
    Ana

  4. Betsi dijo:

    Maribel, que el Señor sea para ti el agua que calme tu sed de amor y te refresque para que la vida fluya en ti y se convierta también en fuente de bendición para los demás.

    Con cariño,
    Betsi.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s