Estilo de Jesús

Que lejos estoy de parecerme a Jesús. Esta mañana,  dentro y fuera de mi, el día amanecía con el cielo gris . Después de sentir la angustia de la oscuridad me acerqué a un Sagrario que estaba solo. No pensé en como se sentía Él, sólo lo hice en mí y lloré. Jesús me llenó de paz y a lo largo del día fui feliz comprobando una vez más que nacimos para Él.  Y después de estar con Maestro tan generoso, la humildad no se me pegó,  mi soberbia seguía dentro por lo que a la primera ocasión actué como juez  que condena a quien es mejor que yo.  Esto me puso en mi sitio como pecadora al entender que Jesús me ayuda porque me ama y desea  que yo ame.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Estilo de vida, Jesús. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Estilo de Jesús

  1. Betsi dijo:

    Haz, Señor, que seamos imitadores de tus santos, o, mejor, que seamos como Tú quieres: perseverantes, como el pescador, y esperanzados como el cristiano. Que permanezcamos en el camino de tu Hijo y en el servicio de los hermanos. Amén.

    Con cariño,
    Betsi.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s