Providencia de Dios

 

De todas las opciones que se nos presentan en la vida para ser hay una que es la más privilegiada de todas: ser Providencia de Dios para los demás. Con ella tenemos asegurada la salvación según la promesa de Jesús (Mt 25; 35-40).

Si soy Providencia de Dios estoy cumpliendo su voluntad en cada instante y soy amor como imagen del Señor.

Colócate en el Corazón de Dios, observa lo que ves e imítalo, entonces la salvación llegará a tu casa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amor, Dios, Vida. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Providencia de Dios

  1. Blanca dijo:

    “Colócate en el Corazón de Dios,”
    Amigo que nunca falla.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  2. Jorge dijo:

    Ser Dios para los otros, llevar el amor de Dios al corazón del hermano. Nada menos.

  3. Betsi dijo:

    No se puede conocer a Dios sin acoger al débil y al pobre. Quien los acoge y vive su vida en función de ellos, aunque camine en la oscuridad respecto a Dios, está viviendo en el amor del Padre. Lo está conociendo aunque no lo sepa.

    Maribel que Dios bendiga todos los días de tu vida !!
    Con cariño,
    Betsi.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s