Silencio

 ¿Cuándo pararemos de ofenderte, Dios mío? Es espantoso pensar en todo lo que somos capaces de hacer: clavar al mismo Amor de un madero y silenciar su Palabra; pero que vana acción, no podemos amordazar al Señor. La tentación de la soberbia nos ha llevado a pensar que somos capaces de acallar su voz, su Palabra que crea, que perdona y consuela, su Palabra que nos busca en los pozos sin agua para darnos de beber, su Palabra que nos alimenta con el pan. ¡Qué pequeños somos y cuanta maldad podemos tener!

Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí y de todos los pecadores.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amor, Jesús y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Silencio

  1. Blanca dijo:

    Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí y de todos los pecadores.

  2. Jorge dijo:

    EL SILENCIO HOY SE HA TROCADO EN CANTOS DE ÁNGELES Y HOMBRES QUE ANUNCIAN QUE HA RESUCITADO. ALELUYA

  3. maribelad87 dijo:

    ALELUYA, ALELUYA, DIOS TODO LO PUEDE, ALELUYA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s