Pedro y Juan

Escrito de Elredo de Rielvaux (1110-1167) monje cisterciense
La amistad espiritual, III, 115s

Pedro y Juan: la diversidad en la unidad

        Ciertas personas que no tienen capacidad para ser promovidas, deducen de ello que no se les ama; si no encuentran alguien que les implique en sus tareas y sus funciones, se lamentan de que se las deja solas. Sabemos bien que eso es fuente de graves discordias entre gente que pasaban por ser amigos; y para colmo de indignación, esas personas se separan y llegan incluso a maldecirse…
        Que nadie se crea abandonado a su suerte porque no se les ha concedido una determinada promoción. En referencia a esto vemos que el Señor Jesús ha preferido Pedro a Juan. De todas formas, confiriendo la primacía a Pedro, no ha retirado, en absoluto, su afecto a Juan. Ha confiado a Pedro su Iglesia; ha confiado su madre, tiernamente amada, a Juan (Jn 19,27). Ha dado a Pedro las llaves de su reino (Mt 16,19); ha descubierto a Juan los secretos de su corazón (Jn 13,25). Pedro, pues, ocupa un lugar elevado, pero el puesto de Juan es más seguro. Pedro se siente orgulloso de haber recibido el poder. Cuando Jesús dice: «Uno de vosotros me entregará» (Jn 13,21) tiembla y aterroriza juntamente con los otros; Juan, enardecido por estar tan cerca del Señor, instigado por Pedro, le pregunta para saber de quien se trata. Pedro se entrega a la acción; Juan queda puesto aparte para dar testimonio de su amor, según la palabra: «Quiero que quede así hasta que yo vuelva». Nos ha dado ejemplo para que también nosotros hagamos igual.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amor, Apóstoles, Papa y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pedro y Juan

  1. Blanca dijo:

    ……”Nos ha dado ejemplo para que también nosotros hagamos igual”…
    Qué bueno este texto del monje del Cister, que nos ofreces hoy, amiga.
    Feliz Pentecostés!!
    Un abrazo
    .http://www.isladesentimientos.es/

  2. El Señor escoge lo pequeño.
    Es mucho lo que podemos apreder de esas elecciones del Señor, se fija en el humilde.
    Que el Espíritu Santo te llene de sus dones.
    ¡Feliz día de Pentecostés!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s