Medita en la vida de Cristo

images

El Hijo de Dios rechaza la tentación y obedece  la voluntad de su Padre

     Yo también alguna vez allá en el mundo, corría por las carreteras de España, ilusionado de poner el marcador del automóvil a 120 km por hora… ¡Qué estupidez! Cuando me di cuenta de que el horizonte se me acababa, sufrí la decepción del que goza la libertad de la tierra… pues la tierra es pequeña y, además, se acaba con rapidez. Horizontes pequeños y limitados rodean al hombre, y para el que tiene un alma sedienta de horizontes infinitos… los de la tierra no le bastan… le ahogan. No hay mundo bastante para él, y sólo encuentra lo que busca en la grandeza e inmensidad de Dios. ¡Hombres libres que recorréis el planeta!  No os envidio vuestra vida sobre el mundo. Encerrado en un convento, y a los pies de un crucifijo, tengo libertad infinita, tengo un cielo…, tengo a Dios. ¡Qué suerte tan grande es tener un corazón enamorado de El!…

    ¡Pobre hermano Rafael!… Sigue esperando… sigue esperando con esa dulce serenidad que da la esperanza cierta. Sigue quieto, clavado, prisionero de tu Dios, a los pies de su Sagrario. Escucha el lejano alboroto que hacen los hombres al gozar breves días su libertad por el mundo. Escucha de lejos sus voces, sus risas, sus llantos, sus guerras… Escucha y medita un momento. Medita en un Dios infinito… en el Dios que hizo la tierra y los hombres, el dueño absoluto de cielos y tierras, de ríos y mares; el que en un instante, con sólo quererlo, con sólo pensarlo, creó de la nada todo cuanto existe.

    Medita un momento en la vida de Cristo y verás que en ella no hay libertades, ni ruido, ni voces… Verás al Hijo de Dios, sometido al hombre. Verás a Jesús obediente, sumiso, y que con serena paz, sólo tiene por ley de su vida cumplir la voluntad de su Padre. Y, por último, contempla a Cristo clavado en Cruz… ¡Á qué hablar de libertades!

San Rafael Arnáiz Barón (1911-1938), monje trapense español
Escritos Espirituales, 15/12/1936

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amor, Cruz, Estilo de vida, Jesús, Santidad, Vida y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Medita en la vida de Cristo

  1. Blanca dijo:

    San Rafael Arnáiz Barón , para mí siempre será EL HERMANO RAFAEL, sus escritos me ha hecho siempre mucho bien….”!… Sigue esperando… sigue esperando con esa dulce serenidad que da la esperanza cierta….”
    SABER ESPERAR….Fué uno de sus legados….
    Un abrazo, amiga

    http://www.isladesentimientos.es/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s