llénate de Él

Montaña y lago

En los hacedores de paz descansa Dios en su Corazón.
 
No mires tanto los clavos de la Cruz, sino los brazos abiertos para abrazarte.
 
Hay que esperar que la fruta madure para que caiga
 
Después de las espinas siempre están las rosas.
 
Sé resurrección y no muerte para los demás.
 
Necesitar no es amar.
 
El vino está dispuesto y servido a la mesa, sólo falta que vosotros os sentéis.
 
Procura que tu mente piense en lo que tienes en el corazón. Si piensas distinto sufres.
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Consolación, Dios, paz, Vida y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a llénate de Él

  1. Blanca dijo:

    “No mires tanto los clavos de la Cruz, sino los brazos abiertos para abrazarte”
    Un abrazo, amiga
    http://www.isladesentimientos.es/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s