El hogar de Jesús

superguayAsómate a esta casa y observa:  María cocina, el Niño juega, Ella lo coge en sus brazos.  José está en el taller.

¿Quieres ser como un hermano que come, cena y tiene una cama en este hogar?  Para ello tienes que conseguir y mantener el corazón puro con el pensamiento, que es la puerta de entrada de todas las impurezas: odios, miedos, envidias, pensamientos sobre el yo, yo por encima de todos, yo siempre…

 Si el pensamiento se dominó y no se consiente el mal, la mirada será limpia porque verá a Dios en todo y en todos, se reflejará en su pupila a Dios ¿cabe mayor limpieza? El rostro encendido de alegría y amor, el fuego del alma enciende el rostro, la expresión es reflejo de lo de dentro.
¡Féliz estancia en la casa de Nazareth!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alegría, Amor, familia, Iglesia, Jesús, María, S José, Vida y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s