Presencia de Dios en la vida

orando

“¡Qué lejos estás de mi presencia, mientras yo siempre estoy en la tuya! En todas partes estás presente e íntegro, y yo no te veo. Me muevo y existo en ti, y, sin embargo, no puedo alcanzarte. Estás dentro y alrededor de mí y no te siento.” (San Anselmo).

“Cuanto más habite Dios en nosotros, tanto más sensibles seremos también a su presencia en lo que nos rodea: en todas las criaturas, y especialmente en las demás personas, aunque a veces precisamente el rostro humano, marcado por la dureza de la vida y del mal, puede resultar difícil de apreciar y de acoger como epifanía de Dios. Con mayor razón, por tanto, para reconocernos y respetarnos como realmente somos, es decir, como hermanos, necesitamos referirnos al rostro de un Padre común, que nos ama a todos, a pesar de nuestras limitaciones y nuestros errores. (…) Quien sabe reconocer en el cosmos los reflejos del rostro invisible del Creador, tendrá mayor amor a las criaturas, mayor sensibilidad hacia su valor simbólico.” (Benedicto XVI, Homilía en la Solemnidad de la Santísima Madre de Dios, 1-01-2010).

“La práctica más santa y necesaria en la vida espiritual es la práctica de la presencia de Dios. Consiste en complacerse y habituarse a la divina compañía, hablando humildemente con Él y conversando amorosamente con Él en todo momento, sin ninguna regla pero sin ninguna medida; especialmente en tiempo de tentación, sufrimiento, aridez, turbación e incluso de infidelidad y pecado.”   Hermano Lorenzo de la Resurrección.

Oración de San Patricio:

“Cristo conmigo, Cristo frente a mí, Cristo tras de mí, Cristo en mí, Cristo a mi derecha, Cristo a mi izquierda, Cristo al descansar, Cristo al levantarme, Cristo en el corazón de cada hombre que piense en mí, Cristo en la boca de todos los que hablen de mí, Cristo en cada ojo que me mira, Cristo en cada oído que me escucha.”

Para profundizar más: La Oración

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Él, dones, Oración, Vida y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Presencia de Dios en la vida

  1. Blanca dijo:

    ¡¡¡Protégeme Dios mío, que me refugio en Ti !!!

    Un abrazo, amiga
    http://www.isladesentimientos.es/

  2. Preciosas y profundas oraciones,pero la de San Ansélmo ““¡Qué lejos estás de mi presencia, mientras yo siempre estoy en la tuya!” es muy profunda y me la quedo. Gracias amiga enorme abrazo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s