La puerta

19133995

¡Oh, Dios mío! me has abierto la puerta a la inmensidad de tu Amor y  yo, en mi pequeñez, me abrumo y me inclino ante tu grandeza. Dame sabiduría y fortaleza para entrar y habitar en Ti. Amén

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Abandono, Adoración, Dios, Vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s