Él y Ella

trinidadA María, una mujer que vivió en una aldea llamada Nazareth  hace unos dos mil años, la corona Dios por reinar sobre el mal pisándolo. Cualquier tentación que Satanás le insinuaba era rechazada inmediatamente por ella. Su mérito fue hacer la voluntad de Dios y dejarle hacer en su vida su premio ser madre de Dios, pues Él, viendo su belleza y pensando en todos nosotros, se encarnó en ella y se hizo hombre para mostrarnos como debemos vivir siempre libres.

María, templo y sagrario de la Santísima Trinidad, ruega por nosotros.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en María, Vida y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s