Buenos consejos

Maria y Dios

- María ¿cómo conseguiste acercarte tanto a Dios?

- Yo no me acerqué a Él, fue Él quien se acercó a mi

- ¿Cómo hiciste para que Él pudiera acercarse?

- Me abrí a Él y dejé que penetrara en toda mi persona. Hazlo así y poco a poco Él estará  en todo tu ser. Cuando percibas que estás distraída, vuelve a Él todo tu ser y adquirirás la capacidad de darte siempre a Dios.

 

Cuando sientas que se hace  noche en tu vida. Cuando sientas que el miedo te puede. Cuando no veas la salida…..entonces acude a María, ella te mostrará la puerta para salir a la Luz.

Publicado en Alegría, Amor, Él, Dios, María | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Santa Teresa de Jesús

santa-teresa5b55d

Éxtasis de santa Teresa de Bernini

¡Oh hermosura que excedéis
a todas las hermosuras!
Sin herir dolor hacéis,
y sin dolor deshacéis,
el amor de las criaturas.

Oh ñudo que así juntáis
dos cosas tan desiguales,
no sé por qué os desatáis,
pues atado fuerza dais
a tener por bien los males.

Juntáis quien no tiene ser
con el Ser que no se acaba;
sin acabar acabáis,
sin tener que amar amáis,
engrandecéis nuestra nada.

Teresa de Jesús

Publicado en Abandono, Amor, Vida | Etiquetado , , , , , , , | 1 comentario

Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael

SAN MIGUEL SAN GABRIEL Y SAN RAFAEL

Los ángeles suben y bajan

«Vosotros veréis subir y bajar a los ángeles sobre el hijo del Hombre». Ellos suben por ellos, y descienden por nosotros, o más bien descienden con nosotros. Estos dichosos espíritus suben por la ley de la contemplación de Dios, y descienden para tener cuidado de nosotros y para guardarnos en todos nuestros caminos (Ps 91,11). Suben hacia Dios para alegrarse en su presencia; y descienden hacia nosotros para obedecer sus órdenes, pues les ha pedido tener cuidado de nosotros. Sin embargo, descendiendo hacia nosotros, no son privados en un punto de la gloria que les da la felicidad, ellos ven siempre el rostro del Padre. [...]

Cuando suben a la contemplación de Dios, buscan la verdad en cuyo colmo están sin interrupción por el deseo, y lo que desean siempre es la posesión. Cuando descienden, ejercen hacia nosotros la misericordia, después ellos nos guardan en todos nuestros caminos. Pues estos dichosos espíritus son los ministros de Dios que nos han sido enviados para ayudarnos (He 1,14); y en esta misión no es a Dios a quien rinden servicio sino a nosotros. Ellos imitan en eso la humildad del Hijo de Dios que no ha venido a ser servido, sino a servir, y que ha vivido en medio de sus discípulos, como si él fuera su servidor (Mt 20, 28). La utilidad que los ángeles sacan siguiendo esos caminos, es su propia felicidad y la perfección de la obediencia en la caridad; y eso que nosotros mismos recogeremos, es la comunicación que nos ha hecho la gracia de Dios y la ventaja de ser guardados por ellos en nuestros caminos. [...]

Dios ha dado órdenes a sus ángeles, no para sacarte de tus caminos, sino de guardarte cuidadosamente, y de conducirte en los caminos de Dios por los que ellos mismos siguen. ¿Cómo eso, me dices tú? Los ángeles, bien seguro, actúan en toda pureza y por la caridad solo, pero tú al menos, contrario y entendido por la necesidad de tu condición, desciendes, condesciendes con tu prójimo actuando la prueba de la misericordia hacia él, pues siempre la imitación de los ángeles, eleva tu deseo y, todo el ardor de tu corazón, esfuérzate en subir hasta la eterna verdad.

San Bernardo Sermón 11 sobre el Salmo «Quien habitará»

Publicado en Ángeles de Dios, Santidad, Vida | Etiquetado , , , , | 1 comentario

La corona de la Vida

13037-004-53DA8FFD

Coronación de la Virgen de Enguerrand Quarton

Sabes que si eres fiel en lo poco lo serás también en lo mucho y así, el día en que el velo de la carne desaparezca de tu vida, te encontrarás con una corona de oro y marfil,  símbolo de la fe fuerte y sin sombras, que coronará tu cabeza, te darán un collar de esmeraldas por la esperanza encendida hasta ese día y pondrán en tu dedo anular un anillo de rubís que diga a todos: “este corazón ama lo que Dios ama”.

Publicado en Vida, Virtudes | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Dolorosa

VirgenDolores

Los siete dolores de María:

-La profecía de San Simeón. «Había un hombre llamado Simeón que era justo y piadoso; y le dijo a María: Una espada de dolor traspasará tu alma.»
-La Huída a Egipto. «Levántate, toma al Niño y a su Madre, huye hacia Egipto y quédate allí hasta que yo te lo diga.»
-El Niño Jesús perdido durante tres días. «Hijo, ¿por qué has hecho esto con nosotros? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados.»
-La dolorosa marcha hacia el Calvario. «Él avanzó cargado con la cruz. Y le seguía una gran multitud del pueblo y una mujer que lloraba y se lamentaba por Él.»
-La Crucifixión. «Y cuando llegaron al lugar que se llama Calvario, lo crucificaron allí. A los pies de la cruz de Jesús estaba su Madre.”
-El descendimiento de la cruz. «José de Arimatea pidió el cuerpo de Jesús. Y al bajarlo de la cruz, lo depositó en los brazos de su Madre.»
-La Sepultura. «¡Qué gran tristeza pesaba sobre tu corazón, Madre de los dolores, cuando José lo envolvió en lienzos finos y lo dejó en el sepulcro.»

Ave María Dolorosa

Dios te salve, María, llena eres de dolores; Jesús crucificado está contigo; digna eres de llorada y compadecida entre todas las mujeres, y digno es de ser llorado y compadecido Jesús, fruto bendito de tu vientre.

Santa María, Madre del Crucificado, da lágrimas a nosotros crucificadores de tu Hijo, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.Rosa-hermosa-roja-1358588547_59

 

Publicado en María, Vida, Viernes Santo | Etiquetado , , , , , , , , , , | 2 comentarios